EL GOBERNADOR DE MALVINAS SE HACE EL "MACHITO" Y DESAFÍA A LA ARGENTINA

El gobernador británico en Malvinas, Nigel Haywood, dijo que no tiene sentido negociar con la Argentina a casi 30 años del conflicto por la soberanía del archipiélago, dado que Buenos Aires no respeta el derecho isleño a la libre determinación.
Sin embargo, se mostró afín a que se realice un referendo sobre el futuro de las islas si lo pide la ONU y el mismo sirve para terminar con el tema para siempre, aunque espetó que “no tiene sentido ese gasto en la economía de las islas para un resultado que ya sabemos cuál va a ser". Sin embargo, de realizarse el referendo, Haywood se mostró tan confiado en el resultado de ese eventual referendo que incluso manejó la idea de permitir que Argentina reparta folletos informativos durante la campaña. "Las islas son británicas, tenemos todos los derechos sobre estas, los pobladores quieren ser británicos. Argentina desafía ese derecho por lo tanto las negociaciones no tienen sentido", dijo Haywood en una entrevista con la AFP en la residencia del gobernador en Puerto Argentino. Haywood agregó que no se puede "negociar la soberanía de las islas por sobre las cabezas de los isleños, y eso es lo que significa la libre determinación de acuerdo con la carta de Naciones Unidas". "Está claro que cada medida argentina busca dificultar la vida aquí (...) pero son contraproducentes porque ha endurecido a la población en su postura de ser británicos", señaló el diplomático que, antes de desembarcar en Malvinas fue cónsul en Basora, Irak. "Argentina dice que esto es parte de Argentina. ¿Se ve como una parte de Argentina? ¿Parece como dijo un ministro argentino que es una población tomada de rehén por los militares? No pienso que sea así", lanzó Haywood. Asimismo, advirtió que "el mundo preferiría que Argentina negociara a que invada otra vez. Pero eso no es lo mismo que decir que apoyan la posición argentina", y agregó que “tres mil isleños aquí en su derecho a la libre determinación deciden permanecer como un territorio británico de ultramar, eso es todo, no hay nada más que discutir". Además acusó a la Argentina de tener intenciones colonialistas: “quiere un territorio por sobre los deseos de la población local. Y luego se sorprende porque el primer ministro David Cameron los acusa de colonialistas. ¿Qué es ser colonialista si no es querer la anexión de otro territorio contra los deseos de sus habitantes?".

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.