Header Ads


Embargaron los vehículos al municipio de Mosconi

Intendente Julian Albarracin
Acusó a su antecesor, Isidro Ruarte, de haber dejado impagos $6 millones a proveedores que no están registrados.Sumó al desorden administrativo, un avance de solo el 10% de la obra a pesar de los anticipos de regalías y coparticipación.

La Municipalidad de General Mosconi vive un “verdadero descalabro” económico, según el intendente de esa localidad, Julián Albarracín, quien denunció ayer que heredó una deuda superior a los 6 millones de pesos de su antecesor, el renovador Isidro Ruarte.
Albarracín dio a conocer detalles de la millonaria deuda dejado por el anterior jefe comunal y confirmó que varios vehículos de la comuna fueron embargados por las obligaciones contraídas en el anterior gobierno municipal y que siguen impagas.
Albarracín precisó que la deuda exigible de $6 millones se generó “con proveedores que no figuran en ningún listado ni registro y de quienes no sabemos qué servicios le prestaron al municipio”.
“No tengo intenciones de justificar en el pasado mi acción de gobierno actual, pero debo poner en conocimiento ante la comunidad la real situación en la que recibimos esta administración municipal”, aseguró.
Albarracín describió la situación de las diferentes áreas municipales.
Sobre la oficina de Hacienda y Presupuesto dijo que el 12 de diciembre encontró “un verdadero descalabro”. Dijo que la mayoría de las deudas están “a verificar”, ya que “la administración (Ruarte) no contaba con un listado de proveedores”.
“La realidad es que ni siquiera encontramos una resma de papel y de las pocas computadoras disponibles fueron borrados todos los programas y los archivos, aún las del Concejo Deliberante”, aseguró Albarracín, quien estuvo acompañado durante la conferencia de prensa por concejales, funcionarios comunales y el presidente de la UTD Mosconi el piquetero Juan Carlos “Hippie” Fernández.
Albarracín explicó que existía una deuda con las empresas de telefonía de 150.000 pesos “y por ese motivo no contábamos, cuando asumí, con un servicio de comunicaciones; tampoco pudimos tomar conocimiento de equipos celulares que pertenecían al patrimonio municipal adquiridos antes del 10 de diciembre pasado”. Además, señaló que “por la desconfianza que se había generado no existía una cuenta para la provisión de combustible ni lubricantes”.
El intendente mosconense al referirse al tema de sueldos del personal manifestó en su informe que “además de los aumentos que se otorgaron antes del 10 de diciembre, nos encontramos que el dinero disponible no alcanzaba para hacer frente a esta obligación, por lo que me ví obligado a gestionar recursos adicionales de la Provincia para cumplir con los trabajadores”.
“La contabilidad patrimonial no existe lo que nos trae como consecuencia que no podemos conocer cuál es el activo municipal, lo que implica un verdadero rompecabezas”, añadió.
“En el sector Rentas -agregó- encontramos un desorden total, como la falta de sistema informático y la inexistencia de base de datos, por lo que tuvimos que elaborar una en forma manual para poder trabajar. Así recibimos el municipio al asumir el 12 de diciembre”.
En cuanto al parque automotor “se encontraba en total deterioro por falta de mantenimiento, ya que no encontramos ningún registro de control de las unidades. No habían ni herramientas y ningún sector como plomería, electricidad, albañilería tenía elementos para trabajar”, agregó.
En su informe, Albarracín dijo que a pesar de que la gestión Ruarte recibió “ una gran cantidad de fondos como anticipo de regalías y de coparticipación. la obra tenía un 10 por ciento de avance en diciembre. Además, los servicios básicos, como alumbrado, limpieza, desmalezamiento, el programa de lucha contra el dengue, estaba totalmente paralizados”.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.