Header Ads


Impensado | CASO CANDELA: LA CAUSA VUELVE A FOJAS CERO

La Cámara penal de Morón apartó al juez Meade y ordenó el reemplazo del fiscal Tavolaro.
Liberaron a todos los detenidos. En una decisión que vuelve a fojas cero la investigación del secuestro y crimen de la pequeña Candela Sol Rodríguez , la Cámara Penal de Morón dispuso separar al juez de garantías Alfredo Meade y recomendó al fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, el inmediato apartamiento del fiscal que instruyó la causa. Además, ordenó la liberación de todos los detenidos y anuló gran parte de lo actuado en el expediente.

 En tanto,ayer mismo fue designado por sorteo el magistrado Gustavo Robles para ponerse al frente de la investigación que según trascendió, anoche mismo comenzó a ejecutar la libertad de los imputados. Se trata de Héctor “Topo” Moreyra (44), Hugo Bermúdez (53), Leonardo Jara (34),Guillermo López (31), Fabián Gómez (42) y Alberto Espínola (31). A Moreyra se lo acusaba de haber contratado al resto de la banda para vengarse del padre de Candela, a Bermúdez de haber matado a la chica mediante asfixia, a Jara de haberla capturado haciéndose “el novio” y al resto de dar “apoyo logístico”.

 Los únicos imputados que estaban libres son Gladys Cabrera y el carpintero Néstor Altamirano (55), a quienes atribuían haber tenido en su casa a la niña mientras estuvo desaparecida. Por otra parte, el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, informó que en reemplazo de Tavolaro designó un equipo de fiscales a cargo del titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Morón, Mario Ferrario. En tanto, y enterada de la decisión de la Sala III del Tribunal, la madre de Candela Sol, Carola Rodríguez, aseguró:“Si me tengo que encadenar al Ministerio de Seguridad, lo voy a hacer, porque a nadie más que a mí le interesa la muerte de mi hija, una nena inocente de 11 años”.

“Nadie me llamó, nadie me explicó nada. Siempre me entero de todo por los medios”, continuó Labrador.Y agregó enfática:“Acá pasó lo mismo que pasó con Poncio Pilatos, todos se lavan las manos y nadie se acuerda de que mataron a una nena inocente. Los asesinos de mi hija están libres y van a seguir en la calle matando gente”. Por su parte, Nieva Woodgate explicó que el fallo de la Cámara decretó “la nulidad de las declaraciones de todos los imputados y, como consecuencia,todas las medidas procesales tomadas para con ellos”.

 Además, indicó que la Sala III no anuló ninguna de las medidas de prueba obtenidas en la causa, por lo que estos fiscales tienen que encargarse de valorarlas otra vez y evaluar si vuelve a imputar a los detenidos ahora o a otros nuevos.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.