IMPERDIBLE | Misterio develado: apareció un video que muestra cómo manejaban a ALF

DATO EXTRA |El extrarrestre fue furor con su serie en los finales de la decada del '80 y siempre se ocultaron los detalles del funcionamiento del protagonista. Ahora quedaron despejadas todas las dudas.




ALF fue la exitosa serie televisiva estadounidense que relataba la vida de un peludo extraterrestre que llegaba a nuestro planeta en búsqueda de un lugar para vivir y se instalaba con la familia Tanner, compuesta por los padres Willie y Kate, y los hijos Lynn y Brian. Su singular figura, similar a la de un oso hormiguero, cautivó a los televidentes que, capítulo tras capítulo se preguntaban cuál era el secreto detrás de ese personaje mitad humano, mitad alienígena. ¿Estás listo para saber "la verdad"?

Según su nombre lo indica A.L.F. significaba "Alien Life Form" (forma de vida alienígena, en su traducción) y es por eso que sus travesuras y delirios desencajaban con la vida y las costumbres humanas. Sus intentos por amoldarse como uno más de la familia y el vecindario fueron el hilo conductor del éxito de la serie. Se estrenó en Estados Unidos en 1987, pero tuvo su mayor gloria con sus repeticiones en España y países de Latinoamérica. Su característica frase: "No hay problema" se convirtió en un clásico que se repetía cada tarde mientras compartíamos la meriendas en familia.

"El secreto" al descubierto

Detrás de escena siempre se dijo que ALF fue una serie muy complicada de realizar. Las filmaciones llevaban horas y horas para lograr completarse, ya que todo se realizaba en forma manual con muy pocos efectos especiales. La figura principal era el personaje del alienígena y hacerlo "encajar" en las escenas resultaba un desafío.

Durante años varios mitos intentaron descubrir qué o quién hacía el papel de ALF. Lo cierto es que era nada más, y nada menos, que una marioneta manejada por varios ayudantes que movían las partes del cuerpo del muñeco para darle vida. Esa es la razón por la cual este aclamado personaje siempre aparecía sentado, o sólo mostraba la parte superior de su figura, o los pies, y casi nunca aparecía de cuerpo completo.

Aunque muchos recordarán escenas al azar en las que se veían la anatomía completa del extraterrestre, para estas tomas, contaban a un actor húngaro llamado Mihaly "Michu" Meszaros, que se destacaba por medir 83 centímetros y que tenía un traje especial para hacer de ALF. Claro que no podía estar mucho tiempo dentro porque el exceso de pelaje, telas y dispositivos para los movimientos de la cara y las orejas, lo sofocaban. Este recurso se usaba para hacer, por ejemplo, tomas de fotografías familiares.

Los genios detrás de ALF

Paul Fusco era el principal titiritero: utilizaba una mano para controlar la boca de ALF y la otra para uno de sus brazos. Lisa Buckley manejaba el otro brazo, y Bob Farppiano controlaba los movimientos faciales y de orejas con un control remoto. Los tres trabajaron en conjunto para hacer los movimientos del personaje, creíbles y fluidos. En su versión original su voz la realizaba Paul Fusco, y sus traducciones al español las hacía el actor Gonzalo Henríquez Albornoz.

Aunque los creadores y los protagonistas nunca creyeron que fuera a tener éxito, la tira se emitió por cuatro temporadas, y cautivó fanáticos en todo el mundo. Se cree que la curiosidad que despertaba el saber qué o quién estaba dentro del traje de ALF fue algo que incentivó a que su popularidad creciera año tras año. Hoy es uno de los programas más recordados de la infancia de muchos que todavía sueñan con subirse a la nave espacial del extraterrestre y despegar devuelta hacia el planeta Melmac.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.