Chica británica es adicta a comer esponjas

DATO EXTRA | Rosie Skinner una joven universitaria de 19 años sufre esta curiosa adicción desde los 5 años. Rosie suele cortar en trozos pequeños la esponja y después los mastica durante todo el día. Su adicción ha crecido tanto que ahora se come dos esponjas grandes en una semana.

Rosie dijo que le gusta el sabor de la esponja húmeda y la textura de esta; “es como comer un poco de pastel” afirma.
A los 13 años sufrió las terribles consecuencias de su adicción ya que tuvo que someterse a una operación para eliminar una gran bola de esponja de su estómago. Aunque los médicos le dieron consejos para dejar de comer esponjas, ella no ha podido vencer su adiccion.

Los familiares y amigos de Rosie afirman que estas acciones son una locura, pero a ella no le importa lo que digan. Sin embargo, ella esta consciente de que su adicción tiene que desaparecer algún día.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.