Policía dice que fue atacada por fantasma

DATO EXTRA | La mujer aseguró que escuchó ruidos en el subsuelo y cuando fue a revisar la habitación sintió que se le abalanzó una sombra negra. Cuando vio su reflejo en un espejo notó las lesiones que tenía en la cara, sin entender quién se las había provocado. Estaba sola en el pabellón.




Creer o reventar, decía la abuela. Una cadeta de segundo año de la escuela de Cadetes de la Policía Federal, Comisario General Juan A. Pirker, denunció que fue agredida por un fantasma, en un hecho que generó todo tipo de polémica.

De acuerdo con lo señalado por María Florencia Ledesma, el episodio tuvo lugar el pasado 14 de marzo mientras cumplía guardia en la Mesa de Vigilancia del Pabellón Femenino, ubicado en el subsuelo.

Fue allí que escuchó ruidos provenientes de la habitación 11, la cual estaba vacía, novedad que comunicó al oficial de Semana ayudante Goycochea, relataron las fuentes policiales.

Goycochea revisó la habitación en cuestión y al notar que estaba en orden le exigió permanecer en el pasillo sin ingresar a ninguna pieza. Sin embargo, momentos después, la cadeta Ledesma volvió a pedir que Goycochea se presentara y esta a su vez al regresar vio a la cadeta con rasguños en la cara, brazo y pecho.

La víctima le relató a su superior que siguió escuchando ruidos en la habitación, por lo que se acercó lentamente a la misma, y al hallarse próxima a la puerta sintió que se le abalanzó una sombra negra.

De inmediato corrió hacia la puerta del baño, donde había luz artificial, y allí pudo ver su reflejo en el espejo, momento en el que advirtió las lesiones pero sin poder determinar quién se las infligió ya que se encontraba sola en el pabellón.

La cadeta Ledesma fue asistida en el puesto médico de la escuela, donde se le practicaron las curaciones pertinentes. En tanto, el director del Instituto dispuso la presencia del comisario Jorge Armando Sansone, jefe del Cuerpo de Cadetes, así como también de los oficiales de guardia del día de ocurrencia del hecho y los cadetes involucrados en el mismo, a fin de clarificar la situaciones vivida por la presunta víctima del fantasma.

Este hecho movilizó a todos los cadetes de la escuela, la mayoría de los cuales descree de la denuncia de Ledesma y piensa que la joven pudo haberse autolesionado.

“El tema parece poco serio pero es delicado pues la denuncia puede comprometer a quienes se encontraban cerca de la denunciante”, señaló un vocero policial, que aseguró que el suceso está siendo investigado. Como es de suponer el tema revolucionó a la escuela policial, sacudida por una denuncia poco frecuente, la que en verdad muchos minimizan.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.