Sintió a su hija de 6 años gritar y la encontró con un primito de 12 , quien la habría violado

DATO EXTRA |Un chico de 12 años habría violado a su prima de seis años en una vivienda de la Misión Kilómetro 5, ubicada sobre la ruta 86, a pocos kilómetros de la ciudad de Tartagal, denunció la madre de la nena que permanece internada en el hospital Perón.





Según la denuncia de la mujer, cuya identidad queda en reserva para proteger la de ambos menores, en la noche del pasado domingo las dos familias -que comparten una vivienda en la misión aborigen- estaban reunidas en el comedor cuando escucharon un fuerte grito de la niña que un poco antes se había acostado a dormir con su primo.

Las dos madres corrieron a la habitación y encontraron a la niña llorando sin consuelo y sin poder hablar, mientras, el chico de 12 "se hacía el dormido", según relató su tía, horas más tarde, en la denuncia que hizo en la policía de Tartagal.

Cuando la madre pudo tranquilizar un poco a la pequeña y los sollozos le permitieron hablar, ella contó que su primo la había "lastimado".

La nena no contó mucho más, aunque la madre la revisó y al observar que la situación era muy grave, se dirigió de inmediato al hospital Juan Domingo Perón, en el centro de la ciudad.

Una vez que ingresó a la guardia de emergencias, los médicos revisaron a la pequeña y confirmaron que las lesiones que tenía en sus genitales eran compatibles con abuso sexual con acceso carnal.

Por prescripción médica, la pequeña quedó internada, mientras la madre se dirigió al destacamento policial para radicar la denuncia en la que no aportó muchos más detalles sobre lo sucedido el domingo.

Según indica hoy la página web del Tribuno, tras la denuncia policial, y con el reporte médico, se dio intervención a la Asesoría de Menores y a la Fiscalía de turno, ya que se trata de un hecho entre dos menores de edad, que además conviven con sus respectivas familias en una misma vivienda.

A partir de entonces se abrió una investigación y se espera que los funcionarios judiciales dispongan las acciones a seguir ya que, en general, en estos casos se da intervención a profesionales psicólogos para que trabajen con la víctima, el niño de 12 y las familias.

En los casos de abuso sexual provocado por un menor interviene el Juzgado de Menores, que ordena una serie de medidas, entre ellas pericias psiquiátricas y psicológicas.

Los profesionales deben realizar un informe que luego el juez utiliza para disponer las medidas a seguir./ Diario uno - El Tribuno

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.