INDIGNANTE - Robaron imágenes sagradas de la catedral de Cafayate

DATO EXTRA | En menos de 15 días sustrajeron una escultura del Niño Jesús, otra de Santa Rita y una cruz de madera.



Existe gran malestar en la comunidad católica de Cafayate, por los sucesivos robos de imágenes sagradas de la parroquia Nuestra Señora del Rosario. En menos de dos semanas desaparecieron del interior del templo una escultura del Niño Jesús de aproximadamente 40 cm, que se encontraba en los brazos de la Virgen Misionera, y una cruz de madera de medio metro. También sustrajeron la imagen de Santa Rita, venerada por gran parte de la feligresía local.

La noticia fue dada a conocer públicamente por el cura párroco local Roberto Aguirre, quien sin embargo no realizó las denuncias formales del caso. Sin embargo, al tratarse de un delito actuó de oficio la Comisaría 60, en forma conjunta con la Brigada de Investigaciones.
Al respecto, el subcomisario Rodolfo Guerra explicó a El Tribuno que existen pistas firmes respectos de quienes serían los responsables de ambos hechos.

"Por el modus operandi y las investigaciones que llevamos adelante, tenemos la certeza de que se trata de menores de edad cafayateños. Se trataría más bien de 'travesuras' de un grupo de chicos de la localidad. Ya mantuvimos contacto con uno de los padres y esperamos que esta situación se aclare lo antes posible y restituir las imágenes al templo", expresó Guerra.

La gente del pueblo contó, que muchas veces este tipo de accionar se ve favorecido por que las puertas de la iglesia permanecen abiertas gran parte de la tarde, sin ningún tipo de vigilancia. "La iglesia Nuestra Señora del Rosario además de ser un templo religioso es un atractivo para los turistas que llegan a Cafayate desde todas partes del mundo. El templo está ubicado frente a la plaza principal y lo primero que hace la gente al llegar a esta ciudad del Valle Calchaquí es visitarlo. Por eso las puertas están abiertas gran parte del día y no hay nadie que cuide el lugar", contó Miguel, un vecino de la zona centro./ El Tribuno

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.