LA HISTORIA DEL NIÑO BRUJO QUE FUE ABANDONADO CONMUEVE AL MUNDO

DATO EXTRA | Su imagen recibiendo un poco de agua ha movido el corazón de millones en las redes sociales. El pequeño, de dos años, había estado deambulando por ocho meses en las calles de una población nigeriana. Su familia lo abandonó a su suerte cuando creyó que era un brujo.


Anja Ringgren Loven, fundadora de African Children’s Aid Education and Development Foundation, lo encontró desnutrido, con su estómago lleno de lombrices, desorientado y completamente solo.

Le dio entonces un poco de agua de una botella y lo alimentó con unas galletas de soda. La imagen capturada por uno de sus acompañantes se volvió viral.

Ringgren Loven, de origen danés, llamó  al pequeño Hope (Esperanza). De inmediato fue trasladado a un hospital para que recibiera tratamiento médico. Allí le dieron medicamentos para los parásitos y trasfusiones de sangre para incrementar sus glóbulos rojos.

Según narra la voluntaria, ella creó la fundación hace tres años para ayudar a niños como Hope en Nigeria, una nación africana en la que por supersticiones suceden cosas como esta.

“Miles de niños son acusados de ser brujos y hemos vistos pequeños torturados, muertos y abandonados”, escribió la mujer en su página de Facebook narrando la historia.

“La condición del niño es estable ahora”, relata ella. “Ya se puede alimentar por sí mismo y ha respondido a la medicina. Ya se puede sentar por su propia cuenta y nos sonríe. Es un pequeño muy fuerte”.

Ahora Hope y el hijo de la danesa son amigos y comparten juegos.

“No sé cómo describirlo en palabras. Es lo que hace la vida más hermosa y valiosa. Por eso dejo que las fotografías hablen por sí mismas”.




No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.