SU MARIDO LE CORTÓ LAS MANOS PORQUE NO QUEDABA EMBARAZADA

[ WWW.DATOEXTRA.COM.AR ] Jackeline Mwende se casó con Stephen Ngilas enamorada y nunca pensó que cinco años después iba a ser la protagonista de una historia tan trágica en Kenia.



En 2014 la pareja comenzó a buscar un hijo, pero después de varios intentos decidieron consultar con un médico porque ella no lograba quedar embarazada. Sin embargo, el médico les explicó que no era Jackeline la del problema, sino que el estéril era él y le sugirió que buscara ayuda en una clínica, pero nunca quiso hacerse estudios y siguió insistiendo en buscar un hijo de forma natural.

Ella aún recuerda cómo pasó todo: un día de julio el hombre llegó a su casa alcoholizado, le dijo: “Hoy es el último día”, y la atacó brutalmente con un machete.

Aunque él pensó que la había matado, la mujer siguió con vida gracias a que los vecinos llamaron a la policía y la ambulancia luego de escuchar los desgarradores gritos.

Según recuerdan sus amigos, se escucharon gritos de desesperación, las paredes estaban salpicadas con sangre y una de las manos de Jackeline estaba junto a la puerta, lejos de su cuerpo.

Aunque su vida cambió totalmente, ella agradece seguir viviendo: “Él pensó que me había matado, pero Dios es grande”, dijo en una entrevista a un medio internacional.

Pero casos como este no son una excepción. De acuerdo con el Centro de Recuperación en el Hospital de la Mujer de Kenia, el 45% de las mujeres de entre 15 y 49 años fueron víctimas de agresiones y violencia de género en algún momento de sus vidas.
Con tecnología de Blogger.