ALUDES EN BANGLADESH DEJAN 148 MUERTOS

[ WWW.DATOEXTRA.COM.AR ] La cifra de fallecidos por las avalanchas de barro ocurridas en el sureste del territorio asciende cada día más y más. Los heridos suman 70, luego de tres días de intensas lluvias en todo el país. En tanto, los evacuados ya superan los 4000.




El distrito más afectado es el de Rangamati, con 104 muertos; en Chittagong, hay 35 fallecidos; en Bandarban, 6; en Cox’s Bazar, 2, y en Khagrachari, 1, según informó el director general del Departamento de Gestión de Desastres (DMD), Reaz Ahmed.

Con el alivio que produjo la disminución de las lluvias, el dispositivo de rescate se incrementó con miembros del Ejército, la Policía, los bomberos, la Media Luna Roja y funcionarios locales que están llegando ya a todas las zonas afectadas.

Ahmed señaló que hasta el momento 4.484 personas fueron evacuadas y llevados a 42 refugios del Gobierno en tres distritos.



Además se habilitaron fondos por valor de 62.500 dólares, más de 300 toneladas de arroz y 500 lotes de tejas metálicas como material de primera necesidad para responder a la emergencia.

El subcomisionado del distrito, Manzurul Mannan, precisó que además de las personas fallecidas hay 50 personas hospitalizadas.

El secretario del Ministerio de Gestión de Desastres, Shah Kamal, indicó que se tomaron diferentes medidas en ese distrito para restablecer la conexión eléctrica, y que están revisando casa por casa toda la zona, en tanto dieron la orden de que la población permanezca en los refugios, ya que al menos 500 viviendas resultaron dañadas.

"Reconstruiremos las casas que han resultado dañadas, el Ejército nos ayudará en este trabajo”, dijo.

Las lluvias comenzaron hace cuatro días pero se intensificaron, pero el martes llegaron a registrarse precipitaciones de 343 milímetros de agua en 24 horas en Rangamati.

Los distritos del sur de Bangladesh sufren habitualmente los efectos del Monzón y de los ciclones tropicales en esta época del año, lo que muchas veces se tradujo en catástrofes que se cobraron gran cantidad de vidas, pese a los intentos del gobierno por regular la construcción y emplazamiento de viviendas.

Comentarios