UN ROBOT DE SEGURIDAD "RENUNCIÓ" A SU TRABAJO DE FORMA EXTREMA: SE SUICIDÓ

[ WWW.DATOEXTRA.COM.AR ] El dispositivo se ahogó en una pileta, suponemos que aburrido de su monótono trabajo... o porque no quería ser parte de la rebelión de las máquinas.



Un robot de seguridad se ahogó al meterse en una pileta/fuente en un shopping en el que trabajaba, en Washington DC, Estados Unidos. La empresa que lo fabrica afirmaba que los robots eran mejor que los guardias "vivos" porque nunca se cansan de lo que hacen. Parece que estaban equivocados.

El tuit que comparte la imagen es maravilloso: "Nos prometieron autos voladores, pero en cambio tenemos robots suicidas".

Estos robots de seguridad pueden detectar si pasa "algo malo" usando micrófonos, cámaras de video y otros sensores. Si ven algo raro, pueden hacer sonar un silbato o hacer otros ruidos para llamar la atención o disuadir a los "maleantes".

"Está bien robot de seguridad. Es un trabajo estresante. A todos nos pasó", reza otro mensaje en Twitter.

Lo que no sabemos, todavía, es el motivo por el que Knightscope K5 -el nombre del robot protagonista de esta historia- decidió terminar con su existencia. ¿Se aburrió del trabajo? ¿Pelea con su esposa robotina? ¿Aceite de mala calidad en el service? O quizás, lo que todos esperamos: se encariñó con nosotros, los humanos, y decidió matarse antes de cumplir las órdenes de Skynet.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.