” EL OJO DEL HURACÁN PASÓ POR MI BARRIO”

[ WWW.DATOEXTRA.COM.AR ] El ingeniero Raúl  Villareal, oriundo de Campamento Vespucio-localidad de Gral. Enrique Mosconi,  narró como fué su experiencia con el paso del Huracán Irma .



Al menos treinta y ocho muertos reportados, millones de personas sin electricidad y zonas completamente anegadas en el Caribe y Estados Unidos. El paso del huracán Irma cumplió con lo prometido por los meteorólogos y destrozó lo que estaba en su camino. Con lentitud, residentes de las islas afectadas en el Caribe y vecinos del estado norteamericano comienzan a regresar a sus hogares para encontrarse con un panorama desolador.

El fenómeno climático ahora debilitado a depresión tropical con vientos máximos sostenidos a 55 kilómetros por hora, es uno de los huracanes más potentes de los que se tiene registro en el Atlántico. Según el Centro Nacional de Huracanes, Irma ahora se encuentra al suroeste de Atlanta, estado de Georgia.

Irma golpeó Florida tras un paso devastador por el Caribe como un huracán de Categoría 5, el más potente en la escala Saffir-Simpson. En total, dejó 38 muertos, entre ellos 10 en Cuba, que el fin de semana fue azotada por fuertes vientos y olas de 11 metros.

El salteño expresó: “El ojo del huracán paso por mi barrio, más en el ojo de la tormenta no pude haber estado” con una manifiesta alegría de haber sobrevivido a uno de los huracanes mas poderosos en la historia de los EE.UU . Villarreal  reside hace 30 años en Naples, costa oeste del Estado de Florida.



El día después

Tras lo que dijo fue una noche aterradora, Julie Hally salió aliviada el lunes de su casa con sus hijos en San Petersburgo, en la costa del Golfo de Florida. Los vientos derribaron algunas ramas de los árboles y parte de una cerca, pero su vivienda estaba intacta.

"Estuve con el corazón a mil todo el tiempo", dijo Hally, de 37 años. "Se escuchan cosas que golpean el techo. Suena como si algo silbara en tu ventana toda la noche".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comprometió una ayuda total para responder a la emergencia por Irma y dijo que se mantendrá el apoyo para las víctimas del huracán Harvey, que castigó la semana pasada a Texas.

"Estas son tormentas de severidad catastrófica y estamos disponiendo de todos los recursos del gobierno federal para ayudar a nuestros compatriotas estadounidenses", dijo Trump.

Miami, la mayor ciudad de Florida, también sufrió daños pero parecería haberse librado de lo peor. De todas maneras, la policía mantiene cerradas todas las vías hacia Miami Beach.

Gran parte de las costas del este y oeste de Florida siguen siendo vulnerables a las marejadas ciclónicas, que se producen cuando los huracanes elevan el agua del océano sobre los niveles normales. El riesgo se extendía a la costa de Georgia y zonas de Carolina del Sur, indicó el CNH.


En los alrededores de Orlando, Irma generó ráfagas de hasta 160 kilómetros por hora y lluvias torrenciales, indicó el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Unos 6,5 millones de personas, alrededor de un tercio de la población del estado, había sido conminada a evacuar el sur de Florida. Cerca de 200.000 se refugiaron el albergues durante la tormenta, según cifras oficiales.

La compañía de modelos de riesgo catastróficos AIR Worldwide calculó que la pérdida estimada en Estados Unidos por Irma estaría en un rango entre 20 mil millones de dólares y 40 mil millones de dólares.

El Aeropuerto Internacional de Miami, uno de los de mayor actividad del país, paralizó los vuelos de pasajeros al menos por el lunes. Según el sitio FlightAware.com, unos 3.582 recorridos fueron sus cancelados el lunes por la tormenta.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.