EL JOVEN INVENTOR QUE AYUDO A CUMPLIR EL SUEÑO A TINELLI HACE POCO LE CAMBIO LA VIDA A UN NIÑO EN AGUARAY

[ WWW.DATOEXTRA.COM.AR ] Con el 80 de su cuerpo quemado, Maxi pidió dos deseos en un vídeo que se hizo viral: conocer a Marcelo Tinelli y tener dedos en sus manos.
- Otros niños en el país gracias a Gino Tubaro hoy tienen otro presente gracias a su genial invento.



Gino Tubaro  es el joven argentino creador de prótesis 3D , con tan solo 20 años de edad fundó Atomic Labs y llamó la atención de Barack Obama. Es organizador de El Manotón, un evento en el que entrega prótesis 3D a chicos de todo el país.



Hace unos meses atrás asistió al programa televisivo conducido por Mirtha Legrand para dar a conocer su trabajo, dijo al aire en aquella oportunidad que  “Cualquier persona que nos este viendo y necesite la mano, se anota en nuestra página y lo mejor es que nos envíe una foto sobre una hoja cuadriculada”.

Leandro Vilte es un niño de la localidad de Aguaray ,exactamente  de Campo Durán, tiene once años y asiste al sexto grado de la Escuela Julio Ramón Pereyra con la particularidad que nació sin la mano izquierda.

Allí comienza ésta emocionante historia ya que Mayra Gonzalez quien es maestra de Leandro, vió el programa y decidió actuar en ese momento y escribió a la página de la ONG Atomic Lab.La respuesta fué casi inmediata y favorable.

Gonzalez aseguró que fué muy emocionante ver a Leandro agarrar cosas y escucharlo decir “Ahora estoy completo”, eso nos marcó a todos para siempre explico a Radio Nacional Tartagal la docente.




"Me gusta inventar cosas que solucionen los problemas de la gente. A mis inventos los enfoco desde un costado social porque es lo que más impacto tiene. Y porque para mí es un orgullo ver a un pibe sonreír con la prótesis que inventé", agregó.

Lo cierto es que hoy Gino Tubaro supo devolverle la sonrisa a un niño más, y eso es todo lo que necesita este joven argentino para seguir adelante y concentrarse en inventar aún más maneras para cumplir los sueños de una sociedad entera y, por qué no, del mundo.





No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.