MACRI Y EVO MORALES SE REUNIRÁN EN FEBRERO: ENERGÍA, INTEGRACIÓN FERROVIARIA Y FÚTBOL

[ WWW.DATOEXTRA.COM.AR ]Los presidentes de Argentina y Bolivia mantendrán un encuentro en la Rosada con una nutrida agenda de temas. Además, saldarán el picadito que tienen pendiente.




Mauricio Macri y Evo Morales finalmente concretarán en febrero la reunión bilateral que había sido suspendida en dos oportunidades y analizarán el vínculo entre ambos países, principalmente en lo que hace a temas energéticos y de integración ferroviaria.

Los jefes de Estado también apuntan a saldar una deuda que mantienen y enfrentarse en un desafío futbolístico.

“Aprovechamos para dialogar rápidamente en los pasillos, aprovechando la Cumbre del Mercosur (en Brasilia), con el hermano presidente Macri. Él me dijo que programaremos una bilateral suspendida en dos oportunidades por la Argentina para el mes de febrero”, sostuvo el mandatario boliviano en una conferencia de prensa en el Palacio Quemado.

Ambos jefes de Estado aún no mantuvieron una reunión desde la llegada del líder del PRO a la Casa Rosada, aunque sí dialogaron en distintas oportunidades, como las cumbres del bloque regional que se llevaron a cabo en Asunción del Paraguay, Mendoza y la recientemente realizada en Brasilia.

Macri y Morales habían acordado un encuentro en Jujuy para septiembre pasado, pero por pedido del argentino se postergó para noviembre y se cambió la sede: en vez de la provincia norteña, se haría en Balcarce 50.

Sin embargo, las cuestiones domésticas le impidieron al Presidente ocuparse de la reunión y decidió cancelarla, hasta encontrar una nueva fecha en la agenda de ambos.

¿De qué hablarán?
Entre los temas que abordarán se destacan los de índole energética; migratoria, ya que la Argentina alberga la principal comunidad boliviana fuera de sus fronteras; de seguridad, para profundizar el control de los pasos legales e ilegales entre ambos países; así como también comerciales y de transporte.

En lo que hace a la agenda energética, Bolivia exporta a la Argentina entre 14 y 16 millones de metros cúbicos diarios de gas natural y, según el contrato en curso, el suministro debe subir gradualmente hasta llegar a 27, al tiempo que Morales espera también lograr acuerdos para la venta de derivados de gas y electricidad.

Respecto al punto ferroviario, el canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, Fernando Huanacuni, había manifestado que Macri y Morales analizarían la posibilidad de que la Argentina se sume al proyecto del tren bioceánico que pretende unir el Océano Atlántico con el Pacífico pasando además por Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

En ese punto, el pasado 19 de diciembre el titular de la Unidad Plan Belgrano, Carlos Vignolo, había anunciado la puesta en marcha de las obras del Proyecto de Integración Ferroviaria Argentino-Boliviana, que busca abaratar costos e incrementar la competitividad de las economías regionales.

“Esta obra contribuirá a reforzar la integración entre la Argentina y Bolivia y va a generar más oportunidades para los productores regionales”, había explicado el correntino respecto al plan de expansión de la red ferroviaria, que demandará una inversión de 60 millones de dólares y que proyecta elevar a más de 120.000 toneladas anuales el volumen de las cargas de transporte entre ambos países.

También se espera que en la reunión bilateral esté incluida la cuestión de la crisis política y social que afecta a Venezuela, aunque con diferencia de posturas: mientras Macri insiste en las críticas y los reclamos hacia el presidente del país caribeño, Nicolás Maduro, el boliviano es uno de los mandatarios regionales que aún lo respalda.

Y de paso, fútbol...
Apasionados por la pelota, ambos jefes de Estado buscarán jugar un partido y barajan la posibilidad de hacerlo en “La Bombonera”, aunque también podría hacerse en la cancha de la Residencia Presidencial de Olivos.

Un día antes de asumir al frente de la Casa Rosada, Macri había disputado un partido en el Polideportivo Benito Quinquela Martín del Club Atlético Boca Juniors, ya que el boliviano había arribado al país tanto para asistir a la asunción del líder del PRO como para participar del acto de despedida que había hecho en Plaza de Mayo Cristina Kirchner el 9 de diciembre de 2015.

Al respecto, el mandatario del altiplano comentó en la conferencia de prensa que también le dijo a Macri que le debía un partido y, en tono jocoso, señaló que no tiene problema en jugar en la “llanura” argentina.

“Me debe un partido de futsal y no quiso responderme. Creo que tiene miedo a la altura, pero si quiere vamos a la llanura, eso veremos oportunamente, está en agenda todavía”, indicó.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.